Memphis vs Toronto: Un juego sin claro favorito