Invictus Gaming vs. Royal Never Give Up: ¿Debemos esperar una revancha de IG?