Team SMG - Execration: la batalla por seis puntos