Real Sociedad - Valencia: los valencianos lucharán