Angers - Mónaco: los "rojiblancos" no están nada contentos