Metz - Montpellier: no esperes muchos goles