Dallas - Minnesota: los Wild están obligados a corregir la situación