Montreal - Vancouver: vamos a arriesgarnos y jugar para los canadienses