St. Louis — Seattle: el recién llegado a la liga perderá por octavo partido consecutivo