Selección Usuarios
Mejor Sitio para Criptoapuestas

Pep Guardiola, las incongruencias de un gran técnico

Héctor Miranda
24 May. 2022
09:23

Pep Guardiola es un crack de los banquillos. Su trayectoria como entrenador es mucho más grande que la de futbolista. No importa que haya jugador para el FC Barcelona o la selección de España y que haya sido titularísimo. Su trabajo como entrenador ha macado pautas y lo ha llevado a la cima en diferentes ligas. Aunque a veces, como suele sucederle a cualquiera, es presa de sus incoherencias.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet

En Cataluña, el entrenador que llevó al Barcelona a ganar los seis títulos disputados en una temporada, es una deidad. Solo el holandés Johan Cruiff estaría por encima de él. ¡Y cuidado! Su sapiencia, su maestría a la hora de formar y guiar una plantilla cuajada de estrellas, lo convierten en una referencia para todo el que se siente en el banquillo culé, bastante inestable desde la salida de Ernesto Valverde.

Y no dejan de tener razón los catalanes. El de Santpedor hizo grande al equipo, a pesar de que lo dejó después de un lustro. Tal vez porque sabía que el club engendraba un monstruo difícil de controlar, con toda aquella pléyade alrededor del mejor jugador del mundo, el argentino Lionel Messi.

Un día Pep decidió irse. Se tomó un año sabático y luego fichó por el Bayern Múnich. Lo hizo en mal momento, porque llegó al equipo bávaro justo después de que este, bajo la égida del veterano entrenador Jupp Heynckes, lo ganara todo: Copa y Liga en Alemania y la Champions.

Para Guardiola era imposible superar aquellos resultados. Lo más que podía hacer era igualarlo, pero no pudo. En Múnich tuvo a su disposición a cuanta estrella pidió pero solo le bastó para ganar la Bundesliga, porque en Champions no llegó ni a las finales, aunque siempre recordó, para tapar las derrotas, que lo importante para su equipo era jugar bien. Su discurso, tal cual pasó en el Barcelona después de los fracasos, caló en unos, pero en otros no.

Luego de tres temporadas, el técnico y el equipo decidieron separar sus caminos. El entrenador se fue a la Premier, a un Manchester City que tenía dinero a borbotones para fichar a los jugadores que quisiera con la intención de dominar la competición y ganar la Champions, la mejor competición de clubes del mundo.

Luego de cinco temporadas en el City, Guardiola llevó al equipo a cuatro títulos de la Premier, pero no le alcanzó nunca para ganar una Champions, a pesar de que disputó una final que perdió en 2021 contra el Chelsea. En Inglaterra continuó con su letanía de jugar bien, sin importar el resultado, un axioma que en Barcelona aún defienden.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet

La temporada 2021-2022 significó su cuarto título en la Premier, pero el Real Madrid le tronchó la posibilidad de disputar la final de la Champions tras una remontada épica en el Santiago Bernabéu, con un triunfo por 3-1 con todos los goles del minuto 90 en adelante.

Pep salió golpeado. Reconoció la clase del rival, insistió en que su equipo jugó mejor que el Madrid durante la mayor parte de la eliminatoria -que no es mentira-, pero, como siempre, se guardó sus dardos para cuando terminara la final de la Premier League, después de remontar un 0-2 ante el Aston Villa, en la última jornada, que lo tuvo a punto de caer a la segunda posición.

Con el trofeo de campeón en la mano, dijo Guardiola que era mucho más difícil ganar la Premier que la Champions, que la competición inglesa contaba con 38 jornadas y que la lid continental apenas se resolvía en seis o siete partidos, como si ganar en Europa, que fue para lo que lo contrataron, no importara mucho.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet

La Premier League es más difícil (que la Champions). Son muchas semanas, muchos partidos, muchas lesiones, buenos y malos momentos, diferentes situaciones... El éxito es haber estado ahí en los últimos años. Pelear por la Premier da sentido al día a día en el vestuario

Pep Guardiola

Miente Guardiola con esas palabras. Da cualquier cosa por ganar la Champions, por eso sufrió en el banquillo con cada gol del Real Madrid en las semifinales, lo mismo en casa que en Madrid. Casi seguro cambiaría su título de la Liga Premier por la posibilidad de disputar la final del torneo europeo. Y muy probablemente se cambiaría por Jurgen Klopp o Carlo Ancelotti, quienes estarán frente a los banquillos de sus equipos el próximo sábado en el mejor partido del año.

Eso sí, después de la Champions, el trofeo más prestigioso del mundo es el de la Premier, pero una cosa no puede restarle valor a las otras. Él lo demerita porque no lo ha ganado. Cuando lo haga de nuevo, si alguna vez lo consigue- tal vez mantenga su posición, porque Guardiola domina a la perfección el arte de comunicar.

Cuando Pep enfrenta a los medios en las habituales ruedas de prensa anteriores -o posteriores- a los partidos, hace gala de un dominio exquisito de su capacidad para comunicar, para mover los estados de opinión, al extremo de que muchos creen ciegamente en lo que dice. Y no solo lo creen sino que lo repiten.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet

Igual, sus palabras no dejan satisfechos a los aficionados ni a los dueños del Manchester City, que quieren ganar una Champions. Por eso ficharon al noruego Erling Haaland y llevarán a la ciudad al argentino Julián Álvarez, en tanto le alarga el crédito al entrenador, pero presumo que la paciencia con él no será eterna.

El próximo año Pep, con Haaland en la plantilla, tendrá que llevar La Orejona, como llaman al trofeo de la Champions a Manchester. Pero, de cualquier manera, ya se corren rumores de que después de la próxima temporada podría ir al PSG, otro club que tampoco mide esfuerzos -léase dinero- para conseguir el título en la competición de marras.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet

En París -si al final se convierten en realidad los rumores- tendría, como ha ocurrido siempre, todos los recursos financieros a su disposición para hacer una plantilla a su gusto, con dos jugadores de calidad mundial en cada posición, aunque a él no le gustan mucho las grandes estrellas, porque prefiere que digan que la gran estrella es él, aunque después, en rueda de prensa, presuma de una humildad sin límites.

Nada, Guardiola es un crack como entrenador, un grande cuyos equipos juegan casi siempre bien, como si sus movimientos hubieran sido marcados por el mejor de los coreógrafos, pero hay otros sistemas, otros torneos y otros títulos importantes, más allá de los que él gana. Y eso también merece respeto.

Apuesta en el Fútbol con 1xBet
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!

Este sitio web utiliza cookies

De este modo, los clientes disponen de un acceso personalizado y mejora los resultados de su visita, lo que nos permite ofrecer el servicio más eficiente. Al utilizar el sitio web y aceptarlos términos de esa política, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con los términos de esa política.