Mallorca - Getafe: los invitados irrumpieron