Wolverhampton-Chelsea: habrá muchos tiros de esquina y aciertos