Inter - Juventus: La vieja echará a perder muchas células nerviosas al campeón