Marruecos - Comoras: ninguna posibilidad para los anfitriones