Los Ángeles - Toronto: los Kings pueden detener al oponente canadiense que ha ganado impulso