Selección Usuarios

El culebrón Dembelé llega a su fin

Héctor Miranda
11 Jul. 2022
11:51

Ousmane Dembelé está a punto de firmar un nuevo contrato con el Fútbol Club Barcelona. Al final, el jugador y la directiva del equipo catalán han llegado a un acuerdo y el atacante se quedará en la Ciudad Condal hasta que termine la temporada 2023-2024. No era lo que quería, pero a falta de ofertas no tuvo más opciones que aceptar la del equipo en el que jugó durante los últimos años.

Apuestas en el fútbol con Bet365

El Barça y el jugador tensaron la cuerda durante meses. El club puso sobre la mesa una oferta y Dembelé la rechazó. Le parecía insuficiente en tiempo y dinero. Quería más. En tanto corrían rumores sobre propuestas mucho mejores del Chelsea y el PSG, que, al parecer, no fueron más que globos inflados por el entorno del delantero, porque nunca nadie se pronunció desde Londres ni de París.

Desde antes de comenzar la temporada, el Barcelona quería renovar al jugador. Cierto que los problemas físicos lo lastraron durante la mayor parte de su estancia en el Camp Nou, que se perdió infinidad de partidos, pero en la plantilla no había nadie más desequilibrante que él y eso lo sabían todos, desde el presidente Joan Laporta hasta los entrenadores de la pasada temporada: Ronald Koeman y Xavi Hernández.

Apuestas en el fútbol con Bet365

Incluso, Xavi intentó meterle presión para que renovara poco después de hacerse cargo del equipo. En conferencia de prensa dijo que si Dembelé no renovaba se iría a la grada. Pero las cosas le fueron saliendo mal, tras las continuas eliminaciones en la Copa del Rey, la Champions y la Europa League, y no tuvo más remedio que echar mano de él para plantarle cara al Real Madrid en la Liga.

Por primera vez en muchos años, el jugador se mantuvo saludable, y se convirtió en una pieza importante del once catalán. Un día sí y otro también estuvo en el equipo inicial. Fue quien más asistencias dio y formó una pareja de lujo con su amigo Pierre-Emerik Aubameyang, llegado desde el Arsenal inglés durante el mercado de invierno pasado.

Apuestas en el fútbol con Bet365

El propio Aubameyang abogó por su renovación, pero las diferencias eran demasiado grandes. El Barça quería que renovara a la baja y Dembelé no estaba por la labor. Quería, cuando menos la misma cantidad que había ganado en los últimos años, aunque dejó caer, de vez en vez, que le gustaría quedarse. Y así pasaron los meses, llegó el 30 de junio, fecha en la que expiraba su anterior contrato y el jugador quedó libre. Desde entonces no se podía hablar de renovación, sino de nuevo contrato.

En el Barça, mientras, trabajaban a destajo para darle a Xavi una plantilla que le permitiera plantarle cara al Real Madrid y pelear en Europa. Primero, buscaban la contratación de un grupo numeroso de jugadores, luego rebajar salarios para aligerar la masa salarial, y por último darle salida a jugadores con los cuales el entrenador no contó ni iba a contar más.

Apuestas en el fútbol con Bet365

En todo ese entramado, la oferta por Dembelé seguía siendo válida, Así, se fueron Dani Alves y Luuk de Jong, que tenían contrato hasta junio. Clément Lenglet se fue cedido al Totteham y Trincao al Sporting de Portugal. Andreas Christensen arribó procedente del Chelsea para reforzar la defensa, lo mismo que el marfileño Franck Kessié desde el Milán AC.

Al parecer, al equipo que quiere Xavi le faltan cada vez menos piezas, porque a todo eso se suma la renovación de Dembelé y la llegada, supuestamente en los próximos días u horas, del brasileño Raphinha, que aún pertenece al Leeds United de la Liga Premier de Inglaterra.

Apuestas en el fútbol con Bet365

A pesar de esas llegadas, y de las salidas que alivian la plantilla, el Barça tiene tareas pendientes, que debe resolver antes de inscribir a esos jugadores, como poner en orden la masa salarial, que estaba en menos 144 millones de euros antes de terminar la temporada. Para lograrlo, tendrá que reducir el salario de los pesos pesados del equipo, vender a alguno y seguir aplicando las llamadas 'palancas' de las que habló Laporta hace unos meses.

De esas 'palancas' ya una se ejecutó: la venta del 10 por ciento de los derecho de televisión del club, que le reportó poco más de 200 millones de dólares. Pero hace falta ejecutar otras para llevar esa cifra hasta los 700 millones, los cuales le permitirán fichar sin la condición de ingresar tres euros por cada uno que vayan a invertir en la compra de jugadores. Laporta cree que puede lograrlo, lo mismo que todo el entorno culé y que los medios catalanes, pero el resto duda.

Apuestas en el fútbol con Bet365

Encima de eso, está el caso Robert Lewandowski, que está forzando la máquina para dejar el Bayern de Múnich e irse a Barcelona, donde le ofrecen un contrato por tres años, de hasta 10 millones netos por temporada. Sin embargo, en Can Barça se han encontrado con la negativa del once germano. Desde Múnich dejan claro que no dejarán ir al polaco o que lo harían previo pago, al contado, de unos 60 millones de euros.

El Barcelona nunca se imaginó esas cifras y ahora está entre la espada y la pared. No puede dejar colgado al atacante, que es, por mucho, quien más ilusiona de los refuerzos, a pesar de que cumplirá 34 años el 21 de agosto venidero.

Y encima, tiene que decidir qué hará el club con el holandés Frenkie de Jong, quien deshoja la margarita sobre si quedarse o irse a la Premier, donde tiene buen cartel, pero no acaba de destrabarse una operación con la cual el Barça podría ingresar los 60 millones que necesita para fichar a Lewandowski.

Apuestas en el fútbol con Bet365

A De Jong le seduce la idea de jugar de nuevo con Erik Ten Hag, bajo cuyas órdenes estuvo en el Ajax de Ámsterdam, pero algo no lo acaba de convencer: el Manchester United no jugará la venidera Champions, y tal como está el club y viendo cómo se han reforzado sus rivales directos, es posible que tampoco juegue la otra y la otra. En esa situación, prefiere quedarse en Barcelona, donde en los próximos cuatro años cobraría unos 80 millones de euros, cifras a las que ningún otro club va a llegar, y lo cual hace casi imposible su salida.

Al final, el fútbol da muchas vueltas y De Jong puede terminar en otro lugar, y el Barça podrá utilizar ese dinero para el polaco, o para pagar a Dembelé o al brasileño Raphinha, porque cosas similares, incluso más raros, ocurrieron en años anteriores. Lo cierto, por ahora, es que el entrenador Catalán se salió con la suya: Dembelé se queda en el club, con un contrato a la baja, otra pieza con la cual dar pelea al Real Madrid en Liga y a los grandes de Europa en la Champions venidera.

Apuestas en el fútbol con Bet365
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!
Este sitio web utiliza cookies
De este modo, los clientes disponen de un acceso personalizado y mejora los resultados de su visita, lo que nos permite ofrecer el servicio más eficiente. Al utilizar el sitio web y aceptarlos términos de esa política, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con los términos de esa política.