La Final Four y los problemas de España

Héctor Miranda
28 Sept. 2022
10:30

La selección española de fútbol logró una agónica victoria sobre Portugal y avanzó a la Final Four, pero su juego no termina por enganchar a una afición que un día cree en el equipo y al otro no, una situación que también ocurre con los medios de prensa, defensores a ultranza o críticos acérrimos del seleccionador, Luis Enrique, uno de los personajes más controvertidos del más universal en el mundo.

España
Apuestas en el Fútbol con Bet365

España llegó al último partido clasificatorio con la urgencia de vencer a la Portugal de Cristiano Ronaldo. Pero, durante 70 minutos, pareció que eran los españoles a los que les bastaba con una igualada. No llegaba al área rival, no creaba peligro, no insistía ni por dentro ni por las bandas, y los hombres de creación y ataque se enredaban una y otra vez en un amasijo de piernas que no dejaba avanzar el balón.

Mientras, el arquero Unai Simón se convertía en el hombre del partido y le aguaba la noche al veterano Cristiano Ronaldo, a quien, al parecer, se le ha olvidado marcar goles, o al menos no lo hizo en ninguna de las oportunidades que tuvo frente al arquero del Athletic de Bilbao, en una jornada en la cual España volvió a dejar dudas con una actuación que pone en dudas las opciones para la Copa Mundial de Qatar 2022.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Luis Enrique movió el banquillo al final. Le dio entrada a dos de sus habituales en el mediocampo, Pedri y Gavi, y también a Nico Williams para la delantera, y España logró un gol, marcado por Álvaro Morata, que se ratifica como el punta preferido del entrenador de cara a Qatar. Sin embargo, las sensaciones no son buenas y tanto como logró colarse en la Final Four, también pudo haber quedado fuera.

El técnico, sin embargo, mantiene la polarización de los medios. Mientras desde Barcelona lo defienden y creen que las formas, las suyas, son correctas, desde Madrid y algunas otras ciudades lo acusan de dejar fuera a jugadores con más méritos que los que llama y pone a jugar habitualmente. Estos últimos olvidan que Luis Enrique morirá con sus ideas o se llevará toda la gloria con ellas.

Luis Enrique
Apuestas en el Fútbol con Bet365

EL VIEJO DILEMA BARCELONA-REAL MADRID

Luis Enrique fue jugador del Real Madrid durante cinco temporadas. De 1991 a 1996, durante 157 partidos de Liga vistió la franela blanca del Real Madrid. Había marcado 15 goles hasta entonces, pero entonces cruzó el llamado puente aéreo y se fue al Barcelona. Ese paso no se lo perdonan los seguidores blancos, pero su posición y sus declaraciones tampoco ayudan a que lo olviden. Aunque a él le importa poco.

Luego, en ocho temporadas y 207 partidos de Liga, anotó 73 veces para los culés, en cuyo campo lo veneran, sobre todo por haber sido el último que dejó al Madrid para recalar en el Camp Nou. Después, Luis Enrique fue entrenador catalán, en un período de éxitos relativos que terminó por algún desencuentro con la directiva de entonces y puntos de vista diferentes con algunos de los grandes jugadores del club.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Ya había entrenado al Celta de Vigo, donde tampoco estuvo ajeno a los encontronazos con las estrellas. Y después, un tiempo después, asumió como seleccionador español, luego de que Luis Rubiales hubiera destituido de imprevisto a Julien Lopetegui y le hubiera dado las riendas de la selección a Fernando Hierro en aquel fatídico mundial del Rusia 2018 para España.

Luis Enrique llamó desde siempre a una mayoría de jugadores del Barcelona. Los llamó, incluso, estando mal, sin haber jugado minuto alguno por mucho, y pasó de largo con los del Real Madrid, por muy bien que hubieran estado. Para muchos aficionados y también periodistas, vestir de blaugrana ayudaba a estar en las convocatorias, y hacerlo de blanco podía ser motivo de olvido total.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

ERIC GARCÍA Y NACHO FERNÁNDEZ

España tiene problemas con los centrales. O no: los tiene Luis Enrique, que tiene muy claro a cuáles llevará y a cuáles no. Para la parte derecha del centro de la defensa, al técnico le gusta -o prefiere- a Eric García. El Kaiser García cayó de pie en el Barcelona, a donde llegó procedente del Manchester City, donde el técnico Pep Guardiola apenas contaba con él. Solo salía al campo en momentos contados, en partidos sin importancia.

Nada más llegar al Camp Nou, aún sin jugar, Luis Enrique lo llamó a la selección y le dio la titularidad. El defensor se convirtió desde entonces en habitual en las convocatorias del entrenador, a pesar de que sus actuaciones nunca fueron convincentes. Incluso, llegó a decir que el equipo lo formarían Eric García y 10 más. Y no hubo una conferencia de prensa en la cual no lo defendiera a ultranza, como si se tratará del mismísimo Franco Baressi.

Eric García
Apuestas en el Fútbol con Bet365

En el otro extremo está el jugador del Real Madrid Nacho Fernández. Desde que Luis Enrique asumió como seleccionador, Nacho solo fue convocado en una ocasión. Y cierto que no lució a su mejor nivel, pero ese momento, un gol que llegó por su parte de la defensa, terminó por sentenciarlo. En una posición que todos creen que se debe a la condición de antimadridista del técnico.

Nacho ha cumplido muy bien con el club blanco. Puede jugar en las cuatro posiciones de la zaga y lo hace con solvencia, y encima de eso es un jugador con un físico envidiable, de los que casi nunca se lesionan, sin embargo Luis Enrique no cuenta con él jamás. Ahora mismo, edades aparte, en ningún equipo del mundo jugaría Eric García por delante de Nacho, sin embargo en la selección española uno es indiscutido, y el otro ni tenido en cuenta.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

EL FANTASMA DE SERGIO RAMOS

Cuando Luis Enrique se hizo cargo de La Roja, Sergio Ramos era el capitán, la gran estrella, la figura de referencia y cuantas cosas más querramos decir de un jugador que había ganado cuatro Champions con el Real Madrid y que era estrella del equipo, con liderazgo en el campo, en el vestuario, y mucha ascendencia sobre el resto de los integrantes en cada una de las convocatorias.

A Ramos y a Luis Enrique parecía irles bien, cada uno en su papel, pero el zaguero, entonces en el Real Madrid -siempre los del Real Madrid- se lesionó. Intentó forzar alguna vez para romper el récord de más internacionalidades y terminó por extender su lesión. Entonces el seleccionador le hizo la cruz y no lo llamó nunca más, o al menos no en los últimos tiempos, cuando ya está bien de sus problemas físicos.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Cierto que durante la temporada anterior, Ramos apenas jugó. Pero en esta arrancó como un tiro, como titular en el PSG y con protagonismo en cada una de sus salidas a la cancha, pero en la última lista previa a la Copa Mundial, no entró el zaguero central, a pesar de que en su posición, la misma donde juega Eric García, la Roja tiene serios problemas, sobre todo por contundencia, que es lo que le sobra al campeón Mundial de 2020.

La exclusión de Sergio Ramos de la convocatoria previa al listado definitivo, hace pensar que no estará en el Mundial. Incluso, muchos analistas lo dan por hecho, con el argumento de que el seleccionador no quiere super estrellas, ni jugadores con demasiada ascendencia sobre el resto, un papel que solo se reserva para él y que pretende seguir asumiendo.

Ramos o Luis Rnrique
Apuestas en el Fútbol con Bet365

DIVORCIO CON LOS MEDIOS

El seleccionador español tiene poderes absolutos en sus convocatorias y solo la Federación puede decidir sobre su futuro, pero lo cierto es que el técnico está enfrentado con la prensa, o al menos con una parte de ella. Porque sus decisiones, a simple vista, a veces parecen incongruentes. Por un lado llama a jugadores que no juegan con sus clubes, y por la misma causa veta a otros.

Si eres del Barcelona, dicen desde algunos medios, tienes asegurado un puesto, pero si defiendes los colores del Real Betis, el Celta o el Real Madrid, es más complicado, por más que ha hecho concesiones con Marco Asensio, suplente y con poca actividad desde las filas del Real Madrid.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Pero ese es Luis Enrique y nadie lo va a cambiar, ni lo hará reorientar su posición. En la Copa Mundial España se puede proclamar campeona por segunda vez, o puede caer eliminada, que puse ser más probable, y entonces Luis Enrique dirá adiós, pero, eso sí, defenderá a muerte su proyecto y sus posiciones. Y si es así, hace bien. Al final es solo fútbol y uno tiene que vencer o morir con sus ideas.

Por ahora, eso sí, disputará la Final Four. No es mucho, pero por lo menos adelantó a muchos de los grandes de Europa, que quedaron fuera.

Morata
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!
Este sitio web utiliza cookies
De este modo, los clientes disponen de un acceso personalizado y mejora los resultados de su visita, lo que nos permite ofrecer el servicio más eficiente. Al utilizar el sitio web y aceptarlos términos de esa política, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con los términos de esa política.