Las secuelas de la zaga Mbappé

Héctor Miranda
15 Ago. 2022
10:47

Hace poco menos de dos meses el Paris Saint-Germain tiró la casa por la ventana para renovar a una de sus estrellas, el delantero Kylian Mbappé, y quitárselo de las manos al Real Madrid, con el cual el jugador coqueteaba desde hacía algunos años. Fue una jugada perfecta del club parisino, pero las secuelas comienzan a aparecer poco a poco y a lastrar el buen accionar del equipo sobre la cancha.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

La última escena fue un encontronazo en el campo con su compañero de equipo Neymar Jr., el brasileño por el cual el PSG pagó la suma más alta desembolsada por jugador alguno hace unos años, con la intención de sacarlo de las filas del Barcelona español. Neymar fue la primera gran estrella que recaló en la capital francesa con la intención de que el equipo, propiedad del emirato de Qatar, ganara la primera Champions League de su historia.

Neymar era, hasta la renovación de Mbappé, la gran estrella del equipo. Los entrenadores, pese a la presencia también del argentino Lionel Messi, le concedieron el honor de lanzar los penales, y hasta lo eximieron de las habituales labores defensivas en las que tienen que verse enrolados los atacantes en el fútbol moderno para no darle tantas libertades a los rivales de turno.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

LAS CABEZAS DE MABPPÉ

La renovación de Mbappé costó varias cabezas y, según los medios cercanos al club, por decisión del jugador, con quien Qatar y la directiva del club llegaron a un acuerdo para otorgarle poderes especiales, incluso de planificación deportiva. Algo así como que él daría el visto bueno a la llegada de un nuevo técnico, de un director deportivo y hasta a la salida y arribo de nuevos jugadores.

Pero como sucede casi siempre, antes de fichar hay que soltar, mucho más si se trata del entrenador y el director deportivo, las primeras víctimas del flamante nuevo líder del equipo sobre el campo. Solo unos días después de la renovación, el club anunció el cese del brasileño Leonardo, quien por años intentó alargar su contrato sin conseguirlo. Y luego correspondió el turno al entrenador argentino Mauricio Pochettino.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

La salida de Leonardo llevó al PSG a Luis Campos, un reconocido hombre del fútbol, muy vinculado a la familia Mbappé, pero antes de que este llegara el club le abrió la puerta a un grupo numeroso de jugadores, entre ellos el brasileño Neymar. El suramericano estaba en un grupo con el cual el nuevo técnico, Christophe Galtier, no iba a contar. Solo que lo anunciaron desde antes de que el entrenador llegara.

Neymar, sin embargo, se agarró a una cláusula de su contrato que establecía su renovación inmediata al terminar la temporada 2021-2022 y extendió su permanencia en el equipo, que no tuvo más remedio que incluirlo en los entrenamientos, la gira por Japón y en los primeros partidos de la temporada normal. Todo eso sin que Mbappé, en ningún momento, se hubiera pronunciado por la permanencia de su compañero.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

UN ARRANQUE ESPECTACULAR DE NEYMAR

Neymar, conciente de que solo el PSG podría pagar su salario y de que ningún otro de los grandes equipos de Europa se iba a lanzar a por él, se llamó a capítulo. De la noche a la mañana dejó de ser el joven díscolo de otros años, que llegaba tarde de las vacaciones o que se reportaba con varios kilogramos de peso corporal de más. Esta vez, Copa Mundial de por medio, quiso que fuera diferente.

Llegó una semana antes a la pretemporada y se lució desde el primer momento, porque nadie tiene ni tuvo dudas nunca de su calidad como jugador, sino solo de su compromiso y de su implicación, tal vez una de las causas por las cuales el "poderoso" Mbappé lo quería fuera desde antes de empezar la temporada, o mejor, desde que terminó la anterior, en la cual el PSG solo llegó a octavos de final en Champions, víctimas de la primera de las grandes remontadas del Real Madrid.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

En la primera jornada, ante el Clermont, Neymar fue quien abrió el marcador en un partido que terminó por 0-5 y en el cual el argentino Lionel Messi consiguió su primer doblete del año y Ney dio tres asistencias. Una semana después, este fin de semana, el PSG se midió en casa al Montpellier y otra vez consiguieron una 'manita', con otro gran partido del brasileño que quiere llegar a tope a la Copa Mundial.

En el primer tiempo, Mbappé -como tenía establecido el entrenador- lanzó el primer penal del día y lo erró. En el segundo parcial hubo otro, pero ese le correspondía a Neymar, quien tomó el balón y se dispuso a patear, pero se encontró con Mbappé, quien también intentaba ejecutarlo, pero el brasileño no se lo permitió. Lo lanzó él y lo anotó, algo que no sentó nada bien al jugador con más poder del equipo.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

GESTOS Y ACCIONES QUE NO AYUDAN

A Mbappé le cayó pésimo que Neymar defendiera su derecho a lanzar el penal. Su posición generó asombro entre algún otro jugador de la plantilla, como el propio Messi -relegado ahora a un tercer escalón entre las jerarquías- quienes lo observaron con cierto desdén al pretender imponer su criterio. Pero todo no terminó ahí, porque hubo otros momentos en los cuales el actual campeón del mundo lució mal.

El PSG lanzó un contragolpe por el centro de la cancha y Mbappé salió disparado por la izquierda mientras pedía el balón, pero al ver que la pelota iba a otro lugar, detuvo su carrera, no acompañó la jugada y manoteó en señal de desacuerdo con lo que estaba ocurriendo sobre el campo. Tal vez porque pensó que sus propios compañeros le negaban la posibilidad de jugar la pelota.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Lo cierto es que a estas alturas el vestuario del club parisino parece más caliente que nunca. Incluso, algunos medios adelantan una reunión entre Neymar, Mbappé, Christophe Galtier y Luis Campos para intentar resolver de una vez por todas las diferencias, que han llegado, incluso, hasta a las redes sociales, luego de que el brasileño diera 'like' a dos publicaciones de otras tantas cuentas, en las cuales le pedían que defendiera su liderazgo.

Sin embargo, algunos son escépticos en cuanto al resultado de la reunión, porque desde dentro del vestuario, aseguran algunos medios e influencers, se comienza a ver a Mbappé como alguien tóxico y con actitudes propias más de un niño mimado que de un jugador que debe entregarlo todo por el equipo con la intención de conseguir el gran objetivo del club: la ansiada Liga de Campeones.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

De cualquier manera, las próximas horas serán decisivas para el devenir de la situación y aunque puede que una vez frente a frente, Neymar y Mbappé, prometan fumarse la pipa de la paz, luego en el campo tendrán los ojos de medio mundo encima, porque el mundo del fútbol sabe que las estrellas del más universal no suelen ser nada generosas y que trabajan mejor para sí que para otros, aunque estos otros jueguen en el mismo equipo.

Galtier ya se encontró con el primero de los grandes problemas que deberá resolver durante la temporada. Sabe que tiene que tener contento a Mbappé, porque en su cuasi condición de directo deportivo puede pedir que sea cesado, pero necesita también a Neymar, porque este, en plenitud de condiciones, lo puede acercar más a su sueño de conseguir su primer gran trofeo en Europa.

Por ahora toca esperar, pero yo creo que lo ocurrido ante el Montpellier solo sirvió para echarle más combustible a un fuego que no dejará de arder. Pero eso es solo lo que yo pienso. ¿Y usted qué cree?

Apuestas en el Fútbol con Bet365
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!
Este sitio web utiliza cookies
De este modo, los clientes disponen de un acceso personalizado y mejora los resultados de su visita, lo que nos permite ofrecer el servicio más eficiente. Al utilizar el sitio web y aceptarlos términos de esa política, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con los términos de esa política.