Selección Usuarios
Mejor Sitio para Criptoapuestas

Mbappé, entre Madrid y PSG el culebrón del año

Héctor Miranda
04 May. 2022
21:06

La salida o compra de un gran jugador de fútbol con la apertura de un mercado de fichajes suele llamarse 'culebrón', por aquellas telenovelas brasileñas que no tienen para cuando acabar. Si la ventana se abre a finales de temporada se conoce como culebrón de verano, y si ocurre en diciembre o enero, entonces es de invierno.

Apuestas en el Fútbol con Bet365
Kyllian Mbappé

Allá por 2002 parecía que nunca llegaría el momento en que el brasileño Ronaldo dejaría el Inter de Milán para recalar en el Real Madrid. Solo con los últimos compases del mercado y luego de fuertes presiones del jugador, el presidente interista, Máximo Moratti, accedio a dejarlo salir, y El Fenómeno se convirtió entonces en una pieza más de los llamados Galácticos de Florentino Pérez.

No fue el primer caso, ni el último. Pero sí uno de los más llamativos en los cuales estuvo vinculado el Real Madrid, donde recuerdan aún los malabares del croata Luka Modrid para dejar el Tottenham y llegar a la capital española a mitad de la pasada década.

Algo similar ocurrió con Neymar, cuando dejó las filas del Barcelona español para recalar en el PSG francés, en una operación que nadie entendió nunca y que pudo tener marcha atrás un tiempo después, pero entonces lo catalanes no tenían dinero para pagar por el regreso del crack brasileño.

Eso sí, ningún culebrón ha durado tanto como el de Kylian Mbappé. El atacante francés fue fan del Real Madrid desde niño, como refleja una biografía en forma de historieta que salió a la luz recientemente. Su sueño era jugar en el Santiago Bernabeu, por eso su habitación siempre tuvo las paredes llenas de fotos de jugadores del Madrid, sobre todo de su ídolo, Cristiano Ronaldo, con quien se fotografió siendo un niño, en una visita al estadio madrileño.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Mbappé tuvo la oportunidad de recalar en la llamada Casa Blanca en el veranos de 2018, luego de eclosionar con el As Mónaco de la Liga 1, de Francia, porque el Madrid pagaba los mismos 180 millones que desembolsó el PSG por él. Incluso, el Madrid los pagaba en el momento y el PSG, apretado por el llamado fair play financiero, primero firmó una cesión por un año y luego la compra.

Mbappé no quiso entonces correr riesgos y prefirió tener una plaza fija como atacante en París que ganarse un puesto en la poderosa delantera del Madrid, con Gareth Bale como principal oponente, sobre todo porque el galés venía de marcar un doblete en la final de Champions ante el Liverpool.

Kylian, que ya había ganado el Mundial se convirtió en el jugador más prometedor del mundo, en la nueva estrella naciente del firmamento futbolístico y dejó claro siempre que su sueño pasaba por desembarcar en el Bernabeu, tener una presentación como la de Cristiano Ronaldo y jugar con la camiseta blanca, pero el PSG, propiedad catarí, no quiso jamás entrar en negociaciones.

En el verano de 2020 se habló del interés del Madrid, de conversaciones que ninguno de los clubes confesaron, de cláusulas en el contrato y nadie sabe cuántas cosas más. Así las cosas, parecía que en 2021, luego de innumerables intentos de renovación fallidos, llegó la hora del Madrid, que ofreció hasta 200 millones de dólares por el delantero, sin que desde París -o desde Catar- respondieran. Al final se cerró el mercado y la prensa y los seguidores del Real Madrid pensaron que su club había hecho un negocio redondo: Mbappé llegaría solo con prima de fichaje, que es como decir casi gratis, en el verano de 2022.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Estaba previsto que el jugador y Florentino Pérez negociaran desde enero, cuando las normas de la FIFA permiten contactos con jugadores que quedan libres seis meses después. Pero el PSG arreció sus presiones para una hipotétca renovación. El jugador admitió que le había pedido a su club que negociara con el Madrid y aclaró que si se iba solo hubiera sido a la capital de España.

Algunos pensaron que luego de enero, Mbappé diría que se iba, pero no lo hizo. El emparejamiento en octavos de final de Champions entre Real Madrid y PSG significó un aplazamiento de la decisión, según analistas, pero, incluso, cuando los blancos eliminaron a los franceses, tampoco el jugador se pronunció, en medio de más y más presiones, incluidas las del presidente francés, Enmanuel Macron, quien lo exhortó en más de una oportunidad a no abandonar París.

En cada conferencia de prensa el delantero aplazó lo de su determinación definitiva. Solo dijo, en un libreto invariable, que se lo estaba pensando. Para algunos, lo tiene hecho con el Real Madrid desde hace rato y a la operación solo le resta amarrar unos flecos, que incluyen sus derechos de imagen y la prima de fichaje. Esos mismos creen que espera a terminar la temporada, a la cual le faltan cuatro partidos, para despedirse por lo alto de su club, pero algunos creen que los millones de Catar pueden cambiar su opinión a última hora.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Hace unas horas, sin embargo, el brasileño Leonardo, director deportivo del PSG, no se mostró tan contundente como otras veces y dejó abierta la posibilidad de que se vaya a Madrid. Dijo que se lo está pensando y que hará lo que crea, lo que sea mejor para él, en un discurso muy distante de aquel amenazador de hace meses, cuando decía que se iba a quedar de todas todas.

De cualquier manera, entre los seguidores de uno y otro equipo aún hay dudas y esperanzas. Si yo tuviera que apostar, lo haría porque se va al Real Madrid, pero hasta que no se abra el Santiago Bernabeu y Mbappé haga malabares con una pelota sobre el césped, tras la firma del contrato, no daré nada por hecho.

Su caso, por mucho, ha sido el culebrón más largo del presente siglo, pero al final, quien se quede con él, creerá que ha valido la pena, porque se hizo con el jugador que va a marcar la próxima década del fútbol mundial, tanto como hicieron Cristiano Ronaldo y Lionel Messi en los últimos años. ¿Usted a dónde cree que irá?

Apuestas en el Fútbol con Bet365
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!