Selección Usuarios

Raúl aguarda aún, quiere entrenar al Real Madrid

Héctor Miranda
18 Jul. 2022
13:34

Raúl González Blanco tiene 45 años. Es una leyenda del Real Madrid y del fútbol y cualquiera pudiera decir que a estas alturas de la vida, con una cuenta bancaria respetable, que le permitiría vivir a sus hijos y a los hijos de estos, incluso más allá, no tiene retos ni ambiciones, pero nada más lejos de la realidad. El otrora 7 blanco aún sueña con llegar al banquillo del Real Madrid y hará hasta lo imposible por conseguirlo.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

El otrora atacante del Real Madrid defendió los colores del equipo de su vida por 16 años y solo la llegada de un grupo de jóvenes talentosos lo obligó a buscarse la vida en otro lugar, cuando el entonces entrenador José Mourinho le dijo que no le garantizaba la titularidad ni los minutos que querría tener alguien que era una gloria ya y que había sobrevivido incluso a la época de los galácticos, como le llamaban a aquellas estrellas que trajo Florentino Pérez al Bernabéu a principios de siglo.

Entonces el capitán hizo sus maletas y se fue al Schalke 04. Solo así, abdicó el delantero, bajó los brazos y entendió que su etapa como jugador del club de su vida se había terminado, pero no su ciclo completo, porque después de jugar en Alemania, Qatar y Estados Unidos, incluso después de tomarse unos años para aprender ciertas cosas del manejo del fútbol, volvió al Real Madrid para entrenar al Castilla.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Valdano descubre a su jugador predilecto

El argentino Jorge Valdano, campeón mundial en México 1986 y uno de esos eruditos del fútbol, fue el descubridor de Raúl. Valdano cuenta que siendo entrenador del Real Madrid, club del cual también fue jugador, lo invitaron a ver un partido de inferiores y le llamó la atención un jovencito desgarbado que salió a mitad de tiempo y que no paraba de correr en la cancha.

Al chico, cuyo padre era un ferviente seguidor del Atlético, le metieron en la cabeza que en el organigrama del vecino y acérrimo rival tendría más opciones de llegar más rápido a primera división que desde las filas del Real Madrid. Se enteró Valdano y lo mandó a buscar a su oficina.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

El argentino recuerda que llegó tarde, porque viajó en transporte público y que estaba medio nervioso, pero que asimiló su charla de unos 15 minutos y aunque no le prometió nada, pensó que si se quedaba en unos dos años podía debutar con el primer equipo. Aquello convenció a Raúl y aparcó para siempre la idea de irse al Atlético. Sin embargo, no esperó tanto para debutar de blanco. A los tres meses ya era titular.

Valdano recuerda cada momento de aquellos inicios relampagueantes de Raúl, la confianza que le dio y cómo veía que el chico mejoraba tras cada partido, con cada gol. Para él, jamás vio a alguien con tanta inteligencia para jugar al fútbol, para encontrar los espacios, para imponerse incluso a la competencia, que en las filas del Real Madrid puede ser brutal.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Raúl y los galácticos

Cuando asumió la presidencia del Real Madrid, a principios de siglo, Florentino Pérez se propuso crear un equipo de estrellas. Quería ganar, pero su objetivo principal era poner los ojos del mundo en el club con la intención de que entrara la mayor cantidad de dinero posible a sus arcas para intentar darle la vuelta a los problemas económicos que se encontró al llegar.

Raúl estaba allí. Era el siete del Madrid pero la competencia para jugar en la línea de ataque cada vez era más fuerte y de pronto desembarcaron uno tras otro hasta dos ganadores del Balón de Oro: el brasileño Ronaldo Nazario y el inglés Michael Owen, pero el entonces capitán los sobrevivió a ambos.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Los galácticos ganaron una Champions -la de la fenomenal volea de Zinedine Zidane en 2001- pero el Barcelona empezaba a formar entonces el mejor equipo que pudo tener en su historia. En las categorías inferiores se cocinaba una generación de éxito, que explotó con la llegada del brasileño Ronaldinho al Camp Nou, la ascención de Lionel Messi y la consagración de Andrés Iniesta y Xavi Hernández.

Antes de eso, los primeros galácticos perdieron peso. Luis Figo se fue al Inter de Milán, David Beckham a Los Angeles Galaxy, Michael Owen regresó a Inglaterra, Ronaldo al Milán AC y Zidane se retiró, pero Raúl siguió en el Madrid. Soportó incluso el primer año de Cristiano Ronaldo y Karin Benzema, hasta que en 2010, con The Special One en el puesto de mando tomó camino al Schalke.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

El Madrid es mi casa

Raúl se ganó a los seguidores del equipo de Gelsenkirchen. Tras dos años defendiendo sus colores, a los aficionados les dolió su partida, pero el jugador ya tenía que hacer un esfuerzo tremendo para mantenerse en el primer nivel y Qatar era un destino menos exigente.

Jugó dos temporadas en el Al-Sadd de Doha, alejado de las cámaras, al menos de las del fútbol que siguen las personas normales de este mundo, y un buen día volvió a hacer sus maletas y se fue a Nueva York, al Cosmos, el mismo equipo donde alguna vez jugó el brasileño Pelé. Iba a terminar su carrera a Estados Unidos. Era lo que necesitaba alguien que pretendía seguir en el fútbol más allá de su etapa de jugador.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Jugó una temporada con el Cosmos. Pero tras su retiro se mantuvo en Nueva York como representante de La Liga, hasta que en 2017 el presidente del Real Madrid lo llamó a su lado como ascesor. Y así hasta 2019, que se hizo cargo del Castilla, entonces en tercera división.

Desde que asumió como entrenador del segundo equipo del Real Madrid, a Raúl le han llovido las ofertas para entrenar en primera división, pero hasta ahora se ha mantenido fiel, porque espera su oportunidad para ponerse al frente del Real Madrid, que sabe que llegará tras la salida de Carlo Ancelotti.

Apuestas en el Fútbol con Bet365

Sin embargo, a Carletto le va bien. En un año sumó tres títulos y con la plantilla que tiene para la siguiente temporada, puede que también siga cosechando éxitos, pero Raúl sigue esperando su oportunidad. Fiel a su costumbre, aguanta heroicamente hasta conseguir sus objetivos y nadie tiene dudas, ni dentro ni fuera del club, de que será el técnico del equipo de su vida en algún momento.

¿Cuándo será? Eso no lo sabe nadie. Pero por ahora termina su formación, promueve jugadores, se conoce al dedillo a los chicos que juegan en juveniles y cadetes y disfruta con los éxitos del equipo principal en espera de su oportunidad, para demostrar que tal como ganaba desde el campo, lo conseguirá desde el banquillo.

Apuestas en el Fútbol con Bet365
Comentarios
No hay comentarios. ¡Sea el primero!
Este sitio web utiliza cookies
De este modo, los clientes disponen de un acceso personalizado y mejora los resultados de su visita, lo que nos permite ofrecer el servicio más eficiente. Al utilizar el sitio web y aceptarlos términos de esa política, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con los términos de esa política.